domingo, 26 de abril de 2015

Desmontando la educación de la candidata Cristina Cifuentes.


La intervención de la candidata popular a la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, en el programa nocturno de Telecinco Un Tiempo Nuevo nos permitió conocer de primera mano las medidas en materia educativa que nos presenta el partido en el gobierno. Novedades, sinceramente, pocas, mentiras, una detrás de otra. Sin embargo, al contrario de la ex delegada del gobierno, mi afirmación acusatoria irá apuntalada por datos extraídos del propio presupuesto para 2015 de la región madrileña.

1. Pública vs concertada: Lo primero que refleja la pizarra de la candidata Cifuentes en su pizarra es el término “pública”. Según sus datos el 70% del presupuesto se dirige a la educación pública y el 30% a la concertada. Estimada candidata o miente o no sabe sumar. El presupuesto en 2015 para educación es de 4.256.580.145€, mientras el gasto en el concierto educativo es de 934.503.414€, es decir, un 22% del total. Si pensamos en becas, universidades (unos 834 millones de € al año), administración y consejería (unos 100 millones de €), infraestructuras (85 millones de €), educación especial y un largo etcétera comprendemos que es imposible que los datos afirmados por la candidata popular sean ciertos. Si nos fijamos detalladamente en los gastos de la educación primaria y secundaria públicas (864 millones de € y 846 millones de € respectivamente, FP 34 millones de € y otro personal en centros educativos, 248 millones de €) llegamos a la conclusión que el porcentaje real presupuestario entre pública y concertada es mucho menor que el anunciado por la candidata.


Hay que añadirle a la señora Cifuentes que en un contexto de crecimiento de las solicitudes en centros públicos, los recursos para conciertos se llevan casi la mitad del escaso incremento de estos presupuestos: 51 millones de €, de los 114 millones de € en que crece el presupuestos 2015 (un 2.8%). 

Pero, por si todavía existe alguna duda del carácter ideológico de la política educativa popular, basta afirmar que la Comunidad de Madrid mantiene la política de desgravaciones fiscales por gastos que se producen, fundamentalmente, en centros privados y que permiten a familias de rentas muy altas (120 mil euros), descontarse 900 euros anuales por hijo; la cuantía de la merma de ingresos derivada de estas desgravaciones puede estar cercana, en opinión de CC.OO, a los 100 millones de euros.

2. Libertad de elección de centro: Ese es otro de los pilares del proyecto. Los padres pueden elegir la educación de sus hijos, faltaría más, articulo 27 de nuestra Carta Magna, pero ¿En qué lugar del texto del 78 se hace referencia al concierto educativo?, no lo busque estimada candidata, en ninguno. Libertad siempre, que cada uno elija, centros públicos o centros privados, pero que se tengan que destinar fondos del erario común hacia empresas educativas privadas y libertad son como el agua y el aceite, salvo para el Partido Popular.

3. Calidad, la tercera columna. Para Cristina Cifuentes la ratio es algo fundamental. Y en efecto lo es, pero, cómo entender que va a descender las ratios (según ella de 35 a 30 alumnos por aula) y contratar a más profesores si es precisamente lo contario lo que han acometido sus correligionarios en el pasado. ¿Alguien imagina a la señora Cifuentes encabezando una cruzada contra la LOMCE? Efectivamente, vuelve a mentir.

4. Bilingüismo. No pudo intervenir ni explicar su modelo de educación bilingüe, se acabó el tiempo. Pero ya conocemos la historia. Segregación entre alumnos aptos y no aptos, desconocimiento del vocabulario en castellano, disciplinas abandonadas por la administración, falta de profesorado y baja calidad en el manejo de los idiomas…, creo que no es necesario seguir. 

Candidata Cifuentes, en educación: MIENTE. En el resto… Este pretende ser un artículo objetivo cimentado en los datos. Sé que nunca leerá este breve texto y nunca podré rebatir sus burdas afirmaciones, sólo espero que, al menos en materia educativa, el electorado no se deje engañar. 

Daniel Núñez.



No hay comentarios:

Publicar un comentario