domingo, 14 de junio de 2015

Susto o muerte. Comienza la legislatura 2015-2019 en Quijorna.

Llegadas las 12 horas de ayer, sábado 13 de junio, un mismo hecho estaba ocurriendo casi simultáneamente en los más de 8.100 municipios existentes en las 17 comunidades autónomas: daba comienzo la constitución de las nuevas corporaciones municipales, elegidas en las elecciones locales del pasado 24 de mayo.

En nuestro pueblo, donde los resultados de esa jornada electoral permitían más de una posibilidad de gobierno, el candidato del GIQ fue finalmente investido como alcalde después de que los 11 nuevos concejales asumieran y votaran de la siguiente manera: 4 votos para Daniel Núñez (candidato de IU – Los Verdes – Ganemos), 4 votos para Florentino Serrano (candidato del GIQ), 1 voto para Domingo Navarro (candidato del PSOE), y dos abstenciones.

A pesar de que el voto fue secreto, a nadie se le escapa que, si nosotros nos abstuvimos, facilitando que gobernara la lista más votada, y si el PSOE y el GIQ votaron a sus propios candidatos, los cuatro votos que recibió nuestro candidato venían del PP, curiosamente el grupo político con el que mayores diferencias ideológicas tenemos y el mismo que en Madrid ofrecía cualquier cosa para evitar que una candidatura similar a la nuestra accediera a la alcaldía. A pesar de este inicio tan disparatado por parte de algunos, o quizás por eso mismo, ante esta nueva etapa que comienza nosotros queremos explicar el sentido de nuestro voto en la investidura del nuevo alcalde y manifestar una vez más cuál será nuestra actitud de aquí en adelante.

Lo primero que queremos decir, y ya lo expresaron a la perfección Daniel y Enrique en su primera intervención como concejales (tras prometer por el rey por imposición legal, puesto que somos republicanos), es que, a pesar de que hicimos nuestra campaña apuntando a ganar esta alcaldía porque nos sentimos preparados para gobernar y porque tenemos un buen programa, nos felicitamos por haber sabido ver venir este regalo envenenado del PP, que quedó desactivado gracias a nuestra abstención. Estamos convencidos de que sabríamos estar al frente de nuestro pueblo, para sacarlo primero de la postración en que se encuentra y desarrollar después todo su potencial, pero ni queremos gobernar a cualquier precio ni tenemos prisa por hacerlo.

Siguiendo nuestro propio criterio, definido por nuestros concejales y militantes en las reuniones y votaciones democráticas que hacemos periódicamente, hemos decidido que al menos en esta primera etapa debemos mantenernos en la oposición, siendo a la vez constructivos y exigentes. No hemos establecido ningún tipo de compromiso ni acuerdo con el GIQ, y en los plenos, el voto favorable a las medidas que vaya proponiendo este grupo dependerá absolutamente de que coincidan en una parte sustancial con nuestro programa y no contradigan la confianza que hemos recibido de 285 vecinos en las elecciones pasadas.

El sábado 13 ha comenzado una nueva legislatura. Sin pérdida de tiempo, nuestras primeras acciones irán encaminadas a garantizar un funcionamiento democrático, transparente y participativo de nuestro gobierno municipal, el cual, como marca la ley, deberá establecer antes de final de mes de qué órganos se dota para funcionar. Inmediatamente, apoyaremos o impulsaremos la creación de un mecanismo que nos permita auditar y conocer en detalle la situación de nuestra deuda municipal, tras lo que tendremos la mejor actitud para alcanzar un consenso en torno a una manera viable de enfrentarnos a la misma. Mientras tanto, haremos cuanto esté en nuestra mano para que este verano ningún niño de nuestro pueblo se quede sin una alimentación adecuada por causa del cierre del comedor escolar.

Una vez estén atendidas estas tres prioridades urgentes, comenzaremos a defender y a proponer las medidas contenidas en nuestro programa, que buscan hacer de Quijorna un pueblo acorde con lo valores democráticos, bien dotado de servicios y oferta cultural, sostenible y amable con sus vecinos y visitantes, buscando el eje principal de nuestro desarrollo en las posibilidades que ofrece nuestro entorno.

Para que este camino nos lleve lo antes posible a una situación nueva y mejor os pedimos que acudáis a los plenos, que a partir de ahora volverán a dar la palabra a los vecinos y se convocarán a la hora que faciliten la mayor asistencia posible.


    








No hay comentarios:

Publicar un comentario