domingo, 5 de julio de 2015

Pleno del 2 de julio en Quijorna. Nuestra visión.



El pasado día 2 de julio tuvo lugar en Quijorna el primer Pleno Extraordinario de la nueva legislatura en curso y, sin lugar a dudas, resultó ser mucho más movido de lo inicialmente previsto. Eclipsando los restantes puntos del orden del día tratados previamente, el tema de la renuncia a seguir dentro del GIQ de su concejala nº 4 y sus consecuencias derivadas acapararon toda la atención de esa tarde. A la mañana siguiente nos encontramos con que este tema estaba en la prensa. 

Quienes formamos Izquierda Unida de Quijorna queremos hacer pública nuestra visión sobre los hechos que hemos presenciado, tanto para matizar ciertas informaciones que hemos visto en prensa, como para dejar clara nuestra posición ante nuestros vecinos. Contamos además con la posibilidad de que esta historia se pueda enredar y llegue a convertirse en algo difícil de seguir. Estos son los hechos como los hemos visto nosotros:

- Para quienes somos ajenos al GIQ, nos parece que la primera persona en dar a conocer el tema de la renuncia fue la propia Belén Zapardiel. Supimos de su salida de ese partido por el mensaje que nos envió ella misma el día 26 de junio a la mañana, en el que no se aclaraban los motivos de su decisión.

- Más allá de las inevitables preguntas que todos nos pudimos hacer, toda explicación, fundamentalmente por parte de la interesada, quedó postergada hasta la celebración del primer Pleno Extraordinario, que ya estaba fijado y tendría lugar el día 2 de julio.

- Llegado el momento en el que se trató este tema al llegar el Pleno, no fue Belén Zapardiel quien tomó la palabra en primer lugar, sino el alcalde Florentino Serrano, que inició su exposición desvelando que esa ex concejala de su grupo es hija de un conocido banquero y estafador (Miguel Blesa de la Parra), quien hizo una meteórica carrera bajo distintos gobiernos del PP. El alcalde aseguró que ella ha sido copartícipe en el disfrute y ocultación de parte de dinero robado por su supuesto padre. Ante el asombro general, que alcanzaba también a los dos concejales de su grupo, Florentino Serrano afirmó que Belén Zapardiel no se había ido, sino que había sido expulsada por él al descubrir su verdadera identidad y su participación en los resultados de la rapiña ya citada. Planteó que la situación ahora descubierta de Zapardiel la convierte en indigna de representar a este pueblo. 

- En su turno de palabra, Belén Zapardiel pidió mantener al margen de este debate su situación personal, ofreciendo a continuación una explicación realmente pobre e insuficiente sobre los motivos de su salida del GIQ. Habló en términos muy generales y superficiales acerca de sus desacuerdos con el alcalde y, apelando a lugares comunes, intentó justificar su no abandono del acta de concejal, desde la que espera "seguir trabajando por Quijorna". Aseguró que el alcalde ya conocía su identidad (como hija del señor Blesa) desde tiempo atrás y, finalmente, verificó que este dato es correcto.

Las demás intervenciones de los respresentantes políticos, tanto del GIQ como del resto de partidos, no aportaron otros datos nuevos en torno a este conflicto, sobre el que también opinó el público, utilizando el derecho a participar, ahora restaurado tras haber sido suprimido por el gobierno anterior

Expuestos los hechos tal como nosotros los percibimos, IU Quijorna quiere fijar su postura frente a los mismos:

- Consideramos el tema de la renuncia de esta concejal como un asunto interno del GIQ y nos sorprende desagradablemente que nadie de este grupo supiera o intuyera nada de esta situación, más cuando Zapardiel ha sido concejala del GIQ durante toda la última legislatura.

- Consideramos que las revelaciones hechas acerca de la identidad de Zapardiel tuvieron un caracter de espectáculo y efectismo más propios de una (mala) televisión que de un Pleno del Ayuntamiento. La propia veracidad de la identidad de Zapardiel, aparte de sorprendente, no supone ningún menoscabo para su dignidad y presunción de inocencia. La parte de la acusación sobre su participación en la rapiña ejercida por su padre es muy grave, y por tanto, debe ser respaldada sin falta con pruebas presentadas en un juzgado, junto a la correspondiente denuncia.

- Nos parece que Zapardiel no fue capaz de explicar, ni siquiera mínimamente, las razones que motivaron la grave acción de abandonar su partido, antes aún de que el desarrollo de la legislatura pudiera ofrecerler un motivo político o personal fundamentado. No nos gusta el trasfuguismo, y menos si es preventivo. ¿Qué motivos tuvo para actuar así?

Ante esta situación, y lo que pueda llegar a surgir en un futuro inmediato, como ya dijimos antes, nosotros fijamos nuestra posición en los términos siguientes: Resulta imprescindible que Florentrino Serrano acuda a los tribunales para denunciar con pruebas las gravísimas acusaciones que ha hecho en el Pleno como alcalde de Quijorna. Debe hacerlo además sin demora, antes del nuevo Pleno Ordinario, previsto para el día 10 de julio. De otra forma, su posición personal como máximo representante de nuestro municipio quedará gravemente debilitada y comprometida. Bajo nuestro punto de vista, el resto de concejales del GIQ debería hacer esta misma exigencia a su jefe. Respecto a Zapardiel, aparte de rechazar su comportamiento y de exigirle una explicación convincente del mismo, pensamos que cualquier cosa que tenga que ver con su persona debería venir de la Justicia y no de acusaciones que queden sin concretar. A la espera de acontecimientos, nuestro trato con ella será mientras tanto correcto y distante.


Quijorna, a las 18 hs del 3 de julio de 2015.


Izquierda Unida de Quijorna.


Enlace al video del Pleno




No hay comentarios:

Publicar un comentario