jueves, 12 de noviembre de 2015

Comentarios sobre el Pleno del 9 de noviembre.



Como comunicamos en los artículos anteriores, el lunes 9 tuvo lugar el Pleno que sobre todo, tenía que decidir sobre el cambio o no de la orientación del proyecto que este municipio aspira a pagar con cargo al Plan Prisma. Sobre la mesa había un plan del GIQ para impulsar nuestra acción hacia el desarrollo de las capacidades turísticas de Quijorna. El PP llevó por su parte una moción a favor para emplear los fondos en un plan de asfaltado que conciliaba el ya dejado por el gobierno anterior con el que había presentado IU – Ganemos en la comisión de urbanismo del día 2, de la que ya hemos hablado. 

Más concretamente, el proyecto del GIQ planteaba recuperar la planta baja del viejo ayuntamiento (80.000 euros, esta es nuestra aportación a su plan) y construir un pabellón multiusos (417.000 euros) sobre el actual punto limpio, junto a las canchas de fútbol. 

Votada en primer lugar, la moción del PP obtuvo 5 votos a favor (PP y Zapardiel), 4 en contra (GIQ y PSOE) y 2 abstenciones (IU – Ganemos). Votada en segundo lugar, la moción del gobierno obtuvo 5 votos a favor (GIQ – PSOE y Podemos), 5 en contra (PP y Zapardiel) y 1 abstención (IU). Como se ve, hubo dos hechos a destacar: que ganó el plan del gobierno gracias al voto de calidad del alcalde en segunda vuelta, y que nuestra coalición votó por primera vez dividida. También surgió alguna duda acerca del procedimiento y resultado de la votación, lo que fue resuelto por el secretario del Ayuntamiento.

No entramos a juzgar el sentido del voto de Podemos, ya que eso corresponde a su concejal, que reflejó la posición consensuada de quienes forman el Círculo local, según nos explicó. Por parte de IU, nuestra doble abstención se basó en varias consideraciones: 

1º- Apreciamos cosas “nuestras” en ambas mociones. 

2º- Quisimos mantener nuestro compromiso de no cambiar en el Pleno la posición que defendimos en la comisión previa. 

3º- No quisimos tensar nuestro acuerdo de coalición, ya que resultaría incomprensible que nuestros dos concejales votaran en sentidos totalmente opuestos.

4º- Damos por buena la percepción que tienen todos los grupos en el sentido de que pronto llegará un nuevo Plan Prisma que, esta vez sí, será dedicado a un plan de asfaltado integral del pueblo, para lo que hay consenso de todos y un compromiso inequívoco del alcalde.

Del plan de desarrollo turístico dentro del cual el GIQ justifica la construcción del nuevo pabellón, que fue aprobado por el Pleno con votos a favor del GIQ, Podemos y PSOE, seguimos sin tener claro sus principales rasgos, ya que tampoco en esta ocasión el concejal del área aportó otros datos fuera de los ya conocidos, y estos, sinceramente, nos invitan más a pensar en un pabellón deportivo al uso que en un edificio orientado al turismo. Seguros de su proyecto, concejal y alcalde pidieron un margen de confianza y recalcaron que llenarlo de vida y actividades podrá ser una tarea de tod@s cuantos quieran implicarse, lo que a nuestro juicio está muy bien y agradecemos, pero no reemplaza en absoluto la responsabilidad expresa de hacerlo que han adquirido ellos como promotores y quienes han votado a favor, lo cual les recordaremos a todos cuantas veces haga falta. 

En su intervención, Daniel Núñez (IU) expresó nuestras dudas acerca de la oportunidad de la mayor de estas obras y leyó el comunicado de Brunete en la Memoria que reproducimos a continuación de este artículo, junto a un mensaje anterior del GIQ aparecido en su facebook. Llegados al turno de preguntas del público, quedaron patentes las dudas de parte del mismo por el carácter más deportivo que turístico del proyecto principal, ante lo que desde el gobierno local se volvió a pedir un voto de confianza, pues ellos tienen la seguridad de que ambas vertientes (turismo y deporte) encontrarán cabida en armonía dentro de este pabellón de inminente construcción. 

En IU, y aunque siempre dimos prioridad a la idea de asfaltar primero, sí entendemos la oportunidad y viabilidad del proyecto de recuperación de la planta baja del antiguo ayuntamiento, ya que apoyaríamos establecer allí un museo sobre la batalla de Brunete. No obstante la existencia de este plan (que no es de IU sino de Brunete en la Memoria y tiene que seguir siendo explicado a grupos y vecinos), el destino de esta sala no está especificado en la moción que se votó, por lo que no está en ningún caso comprometido todavía. 



Texto tomado del facebook del GIQ:


























































Comunicado de Brunete en la Memoria:

Ante la inminencia de la votación en el pleno municipal sobre el destino que tendrán los fondos que espera recibir Quijorna, el grupo de estudio Brunete en la Memoria quiere dejar aclarado lo siguiente, por si se hubiera generado algún tipo de equívoco al respecto: 

El proyecto de museo, archivo documental y oficina de memoria histórica sobre el que hemos estado hablando con el gobierno local de forma preliminar, todavía no ha sido conocido en todos sus detalles por los concejales ni por los vecinos de Quijorna, de modo que es prematuro contar con el mismo como algo consolidado. Como aspiramos a que este sea un plan que arranque con el mayor apoyo social posible, creemos que nuestra propuesta debe ser estudiada por el conjunto de la corporación y por los vecinos de forma serena e individualizada, para lo cual, todavía tenemos pendiente presentarles cosas tan importantes como el borrador o propuesta de convenio con el que nos vincularíamos a este municipio. 

Brunete en la Memoria mantiene el mismo interés y entusiasmo por esta idea que el primer día que hablamos aquí de ella, pero para avanzar en su afianzamiento rechazamos que la misma se vea identificada o mezclada con otros proyectos concretos de cualquier grupo político. Nuestra propuesta va dirigida al conjunto de Quijorna y nosotros somos sus únicos portavoces.

Por último, queremos declarar que en el plano material pretendemos ser austeros. Todo lo que necesitamos de Quijorna es un local apropiado y los fondos imprescindibles para sostener nuestra actividad mientras esta no sea autosuficiente. En nuestra propuesta no existen salarios ni nada parecido con cargo a los fondos públicos. 

Por lo que respecta a la parte que Brunete en la Memoria pueda aportar, la “revelación al mundo de los encantos de Quijorna” contenida en la “promesa electoral” de cierto grupo político local no se producirá en los términos previstos por este, sino que necesitará bastante más trabajo y consenso. Otra cosa son las ideas que ese grupo haya generado por si mismo, que son muy respetables, pero de naturaleza bien distinta a nuestra propuesta. 

Somos favorables a una valoración por separado de cada proyecto. 

Muchas gracias.


Izquierda Unida de Quijorna

No hay comentarios:

Publicar un comentario