jueves, 26 de noviembre de 2015

La llamada del ahorro. Pleno del día 23 de noviembre.

Este Pleno tuvo carácter extraordinario, lo que significa que fue convocado por la existencia de un tema urgente, que no podía esperar a ser tratado en un Pleno Ordinario, de los que tienen lugar cada tres meses. Este tema central, el que justificó esta reunión, fue el mismo que ha ocupado nuestra atención en las últimas comisiones, plenos y artículos: el cambio (en grado diverso) o mantenimiento de la línea de inversión ante la inminente (o hipotética) llegada a Quijorna de 497.000 euros correspondientes al último Plan Prisma. 

Algo se había filtrado o conocido en los días previos, pero al menos para los miembros de IU que asistimos al Pleno como público, fue una verdadera sorpresa comprobar que el mismo equipo de gobierno que había defendido y conseguido aprobar por la mínima un cambio en la línea de inversión original, ahora proponía votar en sentido contrario a la vez anterior. Esto supone deshacer los pasos ya dados en las últimas dos semanas y restaurar el propósito recogido en el plan que dejó casi terminado el PP en la legislatura anterior (el mismo que nosotros veíamos bien encaminado, aunque caro y mejorable). 

Si en el anterior Pleno (del día 9) nos parecieron insuficientes los argumentos que el gobierno pudo aportar en favor de su plan integral de desarrollo turístico, el que preveía construir un pabellón polivalente junto al campo de fútbol, en el Pleno del 23, calificamos como superficiales y poco consistentes las razones que dieron ellos mismos para desechar esa actuación. 

Lo que escuchamos de boca de nuestro alcalde fue básicamente que había recibido una llamada, al parecer de alguien bien informado, que le advirtió de que el cambio de línea de inversión del Prisma, por haber sido aprobado en una fecha tan tardía, podría dar lugar a que finalmente no nos concedieran nada, ni para turismo, ni para asfaltado. Ante este riesgo, y “por responsabilidad”, explicó que el gobierno había tomado la decisión de presentar una moción contra su propio plan, que, recordemos, se había aprobado gracias al voto de calidad del alcalde tras un empate, producto de los votos a favor de GIQ, PSOE y Podemos, la abstención de IU y los votos en contra de PP y Zapardiel. La nueva votación, la que retira el proyecto turístico y retoma el plan “viejo” tuvo a favor al PP, GIQ y Zapardiel, en contra al PSOE y mereció la abstención de IU - Ganemos. En todas estas votaciones IU ha mantenido la abstención que asumió en la comisión correspondiente, poniendo así de manifiesto que estamos ante posibles buenas ideas, pero desde luego mal gestionadas y peor explicadas. 

Descrita la realidad como nosotros la vimos, no queremos entrar a especular sobre la validez de los argumentos empleados para retirar el plan, aunque sin duda son llamativos. Lo que sí queremos hacer, es pedir a nuestro gobierno (y por extensión a quienes lo apoyaron en esta iniciativa) que la próxima vez que promuevan un cambio o una idea nueva, la fundamenten sobre razones, cobertura legal y previsiones creíbles y de cierta solidez, capaces de resistir al menos el leve viento del rumor o del chivatazo, ya que lo endeble de la "casa" (en este caso pabellón) que estaban construyendo recuerda a la fábula de los tres cerditos, cuya moraleja es de todos conocida.

De cara al futuro inmediato, IU lamenta toda la energía y el tiempo perdidos, pero no está disconforme con que se arreglen las cuatro calles contempladas en el plan del anterior gobierno del PP, si bien la herencia de descuido, abandono y deuda que ese mismo gobierno dejó en nuestro pueblo hace que esta mejora solo represente una fracción bastante pequeña de cuanto queda por hacer. Seguimos pensando que nuestro plan de asfaltado extenso y la recuperación del viejo ayuntamiento para fines culturales son las mejores opciones, pero aún así, damos la bienvenida al arreglo de las vías agraciadas, porque realmente lo necesitan. En adelante estaremos atentos para que los fondos que recibamos paguen una obra de calidad pero austera, y conjuntamente con el resto de grupos, intentaremos conseguir que este dinero alcance también para asfaltar alguna calle más.

En el turno de palabra del público, le preguntamos al alcalde por la marcha de las gestiones orientadas a terminar (o dar otra solución) a las casas abandonadas que bordean la avenida de Villanueva de la Cañada. En su respuesta nos aseguró que por parte del Ayuntamiento ya están tomadas todas las medidas posibles, y que se espera que el tema se reactive pronto, ya que hay una entidad bancaria involucrada. Estaremos muy atentos y seguiremos preguntando por este asunto, ya que nos parece inaceptable convivir con esas obras inconclusas por más años. En el estado en el que están, son un adefesio que afea nuestro pueblo, y además nos recuerdan constantemente la subcultura del dinero fácil y los derechos caros que nos impusieron en años pasados quienes gobernaron el país, la región y este municipio.

Muchas gracias.

Izquierda Unida de Quijorna.


No hay comentarios:

Publicar un comentario