lunes, 28 de noviembre de 2016

Queja de un vecino por el mal estado de una parcela urbana de nuestro pueblo.

Fernando Escalera, que vive en la calle Quejigo, nos ha entregado en mano esta carta y nos ha pedido que nos hagamos eco de la mala situación de dos de las esquinas más visibles de Quijorna.

"Como ya os había comentado anteriormente, y con el único fin de subsanar ciertas anomalías que a mi entender se dan en dos parcelas situadas dentro del casco urbano, os remito el siguiente escrito. Ambas parcelas están situadas en las principales entradas del pueblo, por lo que empobrecen y deslucen la imagen de nuestro municipio. 

La primera que voy a nombrar es la que está frente a los bares Lobo Rojo y El Águila, situada como ya he dicho antes en la entrada del municipio. Está cercada desde hace más de ocho años con vallas de obra que contribuyen a realzar el aspecto de suciedad y descuido de su interior. Después de los requerimientos para su limpieza, habitualmente se desbroza y se dejan amontonados los restos cortados durante todo el año. Además, en la parte que linda con la calle Erilla, la acera se encuentra destrozada, ofreciendo un aspecto lamentable y con el consiguiente riesgo para los transeúntes. 




De la segunda parcela procedo a hablar con más detalle, puesto que se encuentra junto a mi casa. Esta parcela, situada en la calle Quejigo nº 21 tiene un propietario que es amigo y fue colaborador en otro tiempo del actual alcalde. Está con vallas de obra desde el año 2000. Desde entonces, la valla que linda con la calle Quejigo invade la mayor parte de la acera, hasta unos 40 centímetros aproximadamente (en algunos puntos de hecho está desapareciendo toda la acera), mientras que en la zona que linda con la calle La Granja, debido al abandono y a la falta de limpieza, han crecido unos chopos que han destrozado la acera (que visto lo visto, terminaremos pagando entre todos los contribuyentes). 


El estado actual de las vallas y la parcela es lamentable. Los restos del desbroce hecho en años anteriores (que solo se hace cuando se manda un escrito de queja al ayuntamiento) se dejan amontonados en el centro de la parcela. Este año la limpieza, por llamarla de alguna manera, se ha realizado empleando herbicidas. Desconozco si el ayuntamiento lo ha autorizado, pero las normas de la Comunidad de Madrid son claras respecto a este tema. A esto añado también que posteriormente, cuando las ramas de los chopos empezaron a invadir la acera, fue el ayuntamiento quien empleó herbicidas sobre estas ramas. 


Durante 16 años hemos tenido por “vecino” a una parcela que primero tenía aspecto de almacén de materiales y restos de obra y que después, con la ayuda de los contenedores de basura que se pusieron junto a ella, se convirtió en un estercolero con porquerías de todo tipo. Esto ha facilitado la aparición de inquilinos como reptiles, ratas y ratones, unas alimañas que hemos tenido que ver y desalojar de nuestros domicilios (es raro el vecino de estas calles que no los haya conocido). En la actualidad hemos llegado al punto de que se ha formado una colonia de gatos que se dedican a sacar la basura los cubos y a esparcirla por la parcela e inmediaciones. 


Resumiendo: Quejigo 21 es toda una joya situada en la entrada del pueblo; pareciera que está ahí para contribuir a la pobre imagen que está dando nuestro municipio. Entiendo que por falta de liquidez el ayuntamiento no llegue a todos los sitios con la misma intensidad, pero cuando se trata de propiedades PARTICULARES, me parece increíble que se consienta dañar así la imagen de Quijorna y se toleren tantas molestias ocasionadas a los vecinos. Por cierto, ¿el propietario de esta parcela está empadronado en nuestro pueblo? Yo si lo estoy, desde hace más de 25 años y pagando religiosamente mis impuestos, por lo que creo que, como mis vecinos, merezco un respeto. 

Fernando Escalera Valero. "




En IU Quijorna, una vez que hemos comprobado por nosotros mismos el estado de la parcela objeto de esta queja, asumimos la protesta de este vecino y pedimos al ayuntamiento que se ponga las pilas para que el propietario del nº 21 desbroce y limpie correctamente este pequeño terreno. Quisiéramos además que el ayuntamiento retire o haga retirar las vallas que circundan Quejigo 21 y, tras tantos años sin uso, gestione el acceso y paso libre de vecinos mientras se mantenga como terreno baldío. Es urgente y evidente que deben podarse las ramas bajas que impiden caminar por esa parte de la calle Quejigo. También hay que hacer algo para evitar que los chopos que crecen sobre la calle Granja sigan levantado la acera. Por último, el estado de la esquina que tiene los cubos de basura reclama no solo un repaso, sino una atención continua porque es un punto crítico del pueblo, ya sea por a la mala puntería de algún vecino al tirar sus bolsas o al separar para reciclar o porque los gatos encuentran frecuentemente los contenedores verdes con la tapa abierta. 

Como prueba de que un mayor nivel de compromiso y eficacia es posible, IU se ha propuesto ayudar a mantener limpio al menos medio arroyo a su paso por Quijorna. Haciendo caso a los carteles que colgaron los alumnos de la ecoescuela frente al colegio al final del curso pasado, tras las fiestas locales hemos limpiado de basura y restos de fuegos artificiales el tramo de arroyo y el parque que va en paralelo desde la derecha del puente (según vamos al colegio desde el centro) hasta el final del tramo urbano (final de calle Camino de Valdemorillo). Los resultados están a la vista. 

Proponemos que otros hagan lo mismo en otras zonas. El ayuntamiento debe mejorar su sistema de limpieza, pero los habitantes de Quijorna también podemos subir nuestro nivel de civismo, por ejemplo, levantando del suelo los papeles o envases que dejan caer por descuido nuestros hijos pequeños en los parques. Estamos hablando de mejorar nuestro propio hábitat y de que con un poco de esfuerzo de tod@s Qujorna puede ser un lugar mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario