miércoles, 29 de marzo de 2017

Comentarios al Pleno Ordinario del día 9 de marzo de 2017



Este Pleno se caracterizó fundamentalmente por dos cosas: tener en su orden del día solo mociones de los grupos y haber sido muy áspero y bronco, profundizando en una tendencia que nos viene mal a tod@s.

La primera moción presentada por el PP pedía empezar a desarrollar el sector nº 3 para poder construir en él un determinado número de viviendas para jóvenes, esto es, a precio más reducido que el de mercado. En su turno de intervención, el señor Serrano, a pesar de ser un gran entusiasta de los nuevos sectores, recordó que por ahora la pretensión del PP es un brindis al sol, ya no se sabe dónde está el dinero que en su momento aportaron los propietarios para desarrollarlos. Según sus palabras, fueron 1.400.000 euros, de los que solo se conoce el destino de 400.000, mientras que del resto no hay ni rastro. Tampoco se sabe dónde está otra cantidad (3.200.000 euros) que corresponde al 12% del valor de los sectores 3, 4 y 5 (zona de la salida hacia la M-501) que recibió el Ayuntamiento en su momento, y que debía servir para crear equipamientos públicos en los mismos. 

Cuando se votó esta moción, fue apoyada por el PP y por la concejala Belén Zapardiel. En contra votamos el resto de grupos, siendo rechazada. Para Izquierda Unida es evidente que no debería haber obras en los sectores 3, 4 o 5 mientras quede espacio suficiente en el nº2, que ya tiene las calles hechas y ni siquiera se ha iniciado. Por todos los medios posibles intentaremos que el casino inmobiliario que ya vivimos hasta 2007 no vuelva a nuestro pueblo.

La segunda moción presentada por el PP pedía ampliar al primer periodo de gobierno del señor Serrano la investigación judicial que hace poco aprobaron GIQ, PSOE y Podemos, y que estaba centrada en las tres legislaturas de la señora García. Concretamente el portavoz “popular” mencionó dos asuntos del anterior gobierno del GIQ que para ellos tienen un claro aspecto de mala gestión. Como era de esperar dada la naturaleza del tema, la respuesta del alcalde mezcló explicaciones que en este caso parecían coherentes, formas contundentes y ciertas menciones de tipo personal que a nuestro criterio, sobran completamente. En el turno de votaciones, salvo GIQ e IU, que se abstuvieron, todos votaron a favor de esta moción, siendo aprobada. Para nosotros, igual que ya manifestamos la vez anterior, la vía judicial no puede arreglar lo que tiene que corregirse a través de la política y el voto popular. Veremos cómo se las componen los promotores (todos menos IU) para sacar adelante esta mega causa judicial, de la que lo único que tenemos claro es que absorberá bastante dinero, tiempo y esfuerzo.

A continuación se conocieron y se votaron favorablemente tres mociones del PSOE, todas de tipo genérico, no centradas específicamente en la realidad de Quijorna. Seguramente una mayor información sobre las mismas podrá verse en los medios de expresión de ese grupo político.

Llegado el turno de IU, nuestra primera moción “Por la higiene y la salud democrática en Quijorna” planteó la necesidad que sentimos de que exista una correspondencia entre la acción del gobierno y lo que se decide en los Plenos. Nos llama poderosamente la atención que no haya ni plazo ni obligación para plasmar en realidades lo que se aprueba o rechaza democráticamente en el máximo órgano de decisión municipal. Por esta razón, y tras diferentes tropelías políticas del equipo de gobierno ralentizando y bloqueando decisiones plenarias que le eran incómodas, hemos pedido que solo pueda pasar un periodo de tres meses entre que una norma sea aprobada y se inicie su aplicación o los trámites necesarios para que eso ocurra. Nuestra iniciativa tuvo un apoyo rotundo, siendo votada a favor por todos los grupos, salvo el GIQ, lo que permite prever el caso que este le va a hacer.

Nuestra segunda moción pedía hacer un reglamento de la participación ciudadana en Quijorna. Como es bien sabido, el gobierno local parece haber puesto en marcha una consulta vecinal para determinar el sentido de circulación de la calle Hierbabuena (en La Dehesa) después de haber sido aprobada una moción del IU pidiendo que la citada calle no perdiera el doble sentido que tuvo hasta hace poco. Como ya manifestamos en el anterior artículo publicado en nuestro blog, para nosotros los referéndums deberían ser la primera opción para tratar este tipo de temas y no la última. Si se plantean como ahora, después de un revés en el Pleno, tienen cierto gusto a revancha o segunda vuelta electoral. Nos parece imprescindible decidir de antemano qué cuerpo electoral se convoca en cada caso. En el futuro convendrá saber previamente si para cambiar el sentido de una calle votan solo sus vecinos, el barrio o el pueblo entero. Otra vez nuestra moción fue apoyada por todos, salvo el GIQ.

Finalizada la fase de presentación de mociones, cuando parecía que el Pleno iba a terminar en breve, el GIQ nos sorprendió a tod@s presentando una moción de urgencia en la que pedía extender todavía más hacia el pasado la demanda judicial antes abierta por ellos y ahora ampliada por el PP. Se trataba nada menos de investigar la gestión del alcalde “popular” previo al Sr. Serrano. Todo un alarde de arqueología política y enredo, destinado bajo nuestro criterio, a mantener vivo el cabreo y la inoperancia de los empeños municipales. Tan surrealista fue la situación, que el secretario se vio obligado a informar en contra de la iniciativa del gobierno porque, según explicó, esta moción no aclaraba qué aspecto concreto de la gestión de ese alcalde se quería investigar. El GIQ dio entonces marcha atrás de este despropósito, que sirvió para poner de manifiesto en qué terreno le gusta moverse a este alcalde. 

Una segunda moción de urgencia (no comunicada previamente a los grupos para su estudio) esperaba su turno, esta vez a cargo del PP. Su propósito era que el Ayuntamiento modificara sin cargo para los interesados la norma subsidiaria que impide abrir al público los sótanos de los negocios existentes en el municipio. La medida es general, pero a nadie se le escapa que ahora mismo hay un conflicto en este sentido con cierto restaurante del pueblo. Las razones expuestas por el PP nos parecieron coherentes y por tanto merecedoras de nuestro apoyo. Por el contrario, la réplica del alcalde, argumentando que dicho cambio implica un gasto de no menos de 20.000 euros públicos nos resulta poco creíble, ya que las informaciones que tenemos indican que el cambio de norma solo es cuestión de voluntad política y de hacer una serie de informes por parte del técnico municipal. Evidentemente, si dicho cambio implica hacer obras de adaptación, esas sí irían por cuenta del interesado. Lo que menos nos gustó fue la afirmación de un desafiante Sr. Serrano diciendo que aunque aprobáramos la moción, él no la iba a considerar prioritaria. Que cada cual analice y juzgue el significado de sus palabras. A la hora de votar, solo el PSOE secundó al GIQ, mientras que los demás grupos apoyamos la moción, siendo esta aprobada. En adelante intentaremos que se plasme en hechos a pesar de la actitud del gobierno. Nuestras razones están expuestas en el artículo correspondiente que publicamos hace poco en nuestro blog.
Llegados al turno de “ruegos y preguntas”, el concejal de IU volvió a exigir la creación en los presupuestos para 2017 de una partida específica para atender la limpieza de calles. Incluso aportó varios presupuestos que, contradiciendo los desorbitados números del alcalde (30.000 euros mensuales), acreditan que se puede contar con dos barrenderos a media jornada por unos 33.000 euros anuales, cantidad que nuestro concejal ha “encontrado” rascando de otras partidas del presupuesto municipal, que todavía no está aprobado definitivamente.  A este respecto, cabe recordar por ejemplo que IU, al proponer una política de patrimonio y turismo basada en la colaboración con el Observatorio Ciudadano para la Conservación del Patrimonio de la Sierra de Guadarrama, ha facilitado que exista un ahorro cercano a los 25.000 euros respecto al plan que trajeron el gobierno y sus apoyos. Como se ve, las descalificaciones que el alcalde se permitió hacer vía Facebook a nuestro concejal, no impiden que sigamos empeñados en mejorar las condiciones de salubridad e higiene en nuestro pueblo.

IU votará a favor el nuevo presupuesto siempre y cuando el mismo incluya sendas partidas para limpieza de calles y mantenimiento del colegio. Además, como estamos en periodo de alegaciones, lo hemos mirado con lupa para poder negociar y conseguir que este sirva de la mejor manera posible a nuestro pueblo. En esta línea hemos propuesto ajustes en varias partidas, tomando como base el gasto real que las mismas tuvieron en los años anteriores. 

Izquierda Unida de Quijorna hará todo lo posible por garantizar el mejor uso a cada euro público gestionado por el equipo de gobierno.


Gracias por vuestra atención.

No hay comentarios:

Publicar un comentario