jueves, 27 de abril de 2017

En marcha el Presupuesto de 2017



El Pleno del pasado martes 18 de abril trajo consigo la aprobación del Presupuesto Municipal para el año en curso, 2017. Se puso fin así a cuatro meses de deliberaciones y negociaciones que se habían iniciado a finales del año pasado. Como síntesis, y antes de realizar un breve resumen del proceso, decir que IU Quijorna votó de manera afirmativa porque finalmente el equipo de gobierno incorporó al Presupuesto las dos partidas que les habíamos presentado como imprescindibles.

Viniendo de una inercia de años anteriores en la que los presupuestos siempre eran prorrogados (simplemente copiados del ejercicio anterior), ha supuesto un cambio para bien que el alcalde presente un Presupuesto para 2017 más acorde con la realidad y dentro del plazo correcto, es decir, antes de que acabara 2016. Ese primer proyecto de Presupuesto del GIQ, que revisamos a fondo, nos pareció mejorable, pero no nos opusimos a su aprobación inicial, porque nos creímos las palabras de nuestro regidor. Él nos propuso debatir los cambios que creyéramos necesarios dentro de las comisiones previas a la aprobación definitiva, evitando así presentar alegaciones formales. En esa línea, ya en la primera semana de enero trasladamos por escrito al equipo de gobierno nuestros “imprescindibles”, que en lo económico eran tres cosas: reducir drásticamente la partida de Patrimonio y Turismo (de 45.000 a 22.500 €) y crear sendas partidas para limpieza viaria y mantenimiento del colegio. Aparte de esto, incluimos la exigencia de que el GIQ cumpliera con las mociones que se habían ido aprobando en Plenos anteriores.

En lo referente al cuidado de nuestro patrimonio histórico y natural y al turismo que nuestro municipio pueda recibir en el futuro, entendíamos que el ahorro propuesto era posible gracias a que nuestro proyecto busca el apoyo vecinal e institucional en lugar de basarse en la línea empresarial marcada desde el ejecutivo municipal; es por tanto más ajustado a las necesidades de Quijorna. En cuanto a la limpieza viaria, las numerosas quejas vecinales exigen y demuestran que hace falta reforzar al equipo de trabajadores de mantenimiento, que actualmente se ve sobrepasado por la cantidad de tareas que tiene asignadas. Por otro lado, entendimos que el edificio más utilizado en nuestro pueblo, el colegio, requiere una atención preferencial, ya que sus deficiencias constructivas y su edad hacen muy necesaria una partida dedicada en exclusividad a mejorar desperfectos y roturas bien conocidos por todos. Además, incluimos en nuestra hoja de ruta entregada al gobierno un principio político tan sencillo y básico que creemos que no debería ni tener que ser recordado: las decisiones aprobadas democráticamente en Pleno deben ser cumplidas. Frente a esto, muchas mociones, incluso presentadas desde el propio GIQ, caen en saco roto en vez de llevarse a cabo. Les demandamos que esto cambie.

En el contexto del dialogo propuesto por el alcalde, las correcciones al Presupuesto se comenzaron a negociar en la Comisión de Economía, y acabaron por convertirse en un prolijo dialogo, partida a partida, número a número, entre la concejala de Hacienda y el concejal de Izquierda Unida. Era un debate rico que sorpresivamente quedo frenado en seco cuando, tras un cambio de impresiones entre los propios concejales del equipo de gobierno, el señor Castañeda cerró de un portazo la negociación. Ese era su Presupuesto, adujo, y los cambios ya no se conversaban, sino que tocaba ir a las alegaciones. Dos días después se enviaba el Presupuesto a la CAM, sin que los grupos fueran informados de ello. Nuevamente el GIQ incumplía su palabra, el Presupuesto iba por la vía imperativa, se acabó lo de negociar en la Comisión de Economía.

Durante el periodo de alegaciones, IU trabajó en un documento que acabaría presentando modificaciones en 29 partidas diferentes. Para ello, se estudiaron gastos, ingresos, partidas de años anteriores, etc. Nuestra alternativa, que contenía todo lo requerido durante los meses anteriores, quedó plasmada en papel, proponiendo de qué manera dotarla. Pues bien, cuando llegó el Pleno Extraordinario del día 18, sólo 4 de nuestras 29 alegaciones fueron admitidas por el GIQ para ser tenidas en cuenta y votadas. Tocaba seguir negociando allí mismo, ya que con esa actitud el equipo de gobierno impedía que nuestro voto fuera afirmativo. 

El Pleno se convirtió entonces en un calco de las comisiones pretéritas. Un largo y documentado debate entre la concejala de Hacienda y el representante de IU. Después de muchos números, el GIQ, y más concretamente el alcalde, decidieron recoger las principales aportaciones y demandas que desde IU Quijorna llevábamos meses haciendo. Se reducirá la partida de Patrimonio y Turismo de 45.000 a 20.000 €, se creará una partida de 25.000 € para limpieza viaria y se creará una partida propia y exclusiva de mantenimiento del colegio con un valor inicial de 25.000 €. Además, el señor Serrano anunció el cumplimiento de nuestras demandas políticas, dando cuenta del estado de las mociones aprobadas y que no se habían llevado a cabo todavía.

Las conclusiones se nos antojan numerosas. La primera es nuestra evidente satisfacción porque todo el trabajo realizado ha tenido efecto y el Presupuesto va a incorporar mejoras muy necesarias para los habitantes de nuestro pueblo. La segunda, una cierta desazón; nuevamente confiamos en la palabra del alcalde, y nuevamente ésta se diluye. En política es muy necesaria la confianza y así es muy difícil ganarla y mantenerla. La tercera, una cierta sensación de pérdida de tiempo, ya que en la primera semana de enero el GIQ ya tenía nuestro documento de negociación de Presupuesto y el mismo fue visto con buenos ojos por el resto de grupos en la primera Comisión de Economía. Ese documento, con ligerísimas modificaciones en las cantidades, es el que al final se ha admitido. ¿Para qué tantas vueltas?, habría que preguntarse. Desde luego para nosotros es incomprensible. 

Finalmente, y como última de nuestras conclusiones, resulta cuanto menos curioso que una aprobación de presupuestos, quizás el debate y la votación más importantes del año, hayan generado tan poco impacto o movimiento de opinión, tanto en la propia política como en las redes sociales. Esta vez no aparecen ciertas reflexiones, hilo e hilos de acérrimos que desde la seguridad de la lejanía se dedican a mentir o difamar sobre aquellos que piensan o se expresan de forma diferente. Ni es una casualidad, ni puede creerse en ellas. El Presupuesto tiene vida, ergo no hay que movilizar a los afines. 

Limpieza viaria, mantenimiento del colegio, racionalización del gasto en turismo y cumplimiento de las mociones aprobadas en Pleno. Todo lo que demandamos ha sido admitido. Ahí queda nuestra aportación destinada a mejorar, en nuestra opinión, la vida de los quijorneros. Que cada cual haga su valoración.

Muchas gracias.



Izquierda Unida de Quijorna

No hay comentarios:

Publicar un comentario