domingo, 25 de junio de 2017

LA EDUCACIÓN DE LOS ALUMNOS DE QUIJORNA



Durante los últimos años, la Comunidad de Madrid se ha centrado en ofrecer a los padres y madres un amplio abanico de posibilidades en lo referido a la formación académica de sus hijos. Sistema público, escuela concertada o educación privada son las vías de elección, y dentro de ellas puede optarse por una sección bilingüe o por el programa en castellano. Sin entrar en debates personales de defensa de un modelo frente a otro, es evidente que todos buscamos la mejor formación para nuestros hijos, y resulta muy conveniente conocer la realidad de nuestro radio de acción con el objetivo de tomar la mejor de las decisiones.
En Quijorna únicamente, en lo referido a educación obligatoria, disponemos de un colegio de primaria público, el Príncipes de Asturias, pero en los pueblos cercanos, especialmente en Villanueva de la Cañada (excluyendo Villafranca), nos emerge una cantidad ingente de posibilidades, ya sean públicos, como el Santiago Apóstol y el María Moliner, concertados, como el Arcadia y el Kolbe, o privados, como el Lycee Moliere. En los últimos años, pese a que Quijorna aumenta su población, el número de alumnos que cursan la primaria en el centro del municipio disminuye. Más allá de cierto parón demográfico provocado por la crisis económica, es cierto que cada vez más alumnos de Quijorna se marchan a centros de fuera del municipio. La pregunta es obligada: ¿por qué?
La primera queja de los progenitores de Quijorna responde a un supuesto bajo nivel del colegio Príncipes de Asturias. Los datos nos demuestran lo contrario. Más allá de los exámenes y pruebas externas de la CAM, los alumnos de que llegan al centro de secundaria de referencia, el IES Las Encinas, poseen el mismo nivel, o mejor, que el de los que provienen del Santiago Apóstol. La amplia oferta del instituto público, ya sea en sección francesa, inglesa o programa en la ESO, Formación Profesional Básica o Bachillerato, permite al alumno que tiene su origen en el Príncipes de Asturias, no sólo adquirir una formación que le lleve a una salida profesional o a la universidad, objetivo básico de la educación;  sino que también nos facilita un volumen esencial de información que nos sirve para demostrar que en las numerosas procedencias (públicos o privados-concertados) de los alumnos del IES Las Encinas, los alumnos formados en Quijorna no están rezagados, incluso, las últimas generaciones destacan tanto en sus calificaciones como en su comportamiento por encima de centros que parecen gozar de mayor reputación.
Otra de las demandas de los padres y madres de alumnos quijorneros era el acceso al programa bilingüe. Este año los alumnos/as de 1º de primaria han iniciado la aplicación de la enseñanza en inglés en el colegio Príncipes de Asturias, sistema que podrá ser continuado en su viaje por la secundaria, incluso compatibilizarlo con la sección francesa del IES de referencia, el citado Las Encinas. El goteo continuo de alumnos hacia Villanueva de la Cañada en busca de la sección inglesa ofertada por sus dos centros públicos debería detenerse, pero desgraciadamente prosigue, lo que ha obligado a que grupos consolidados y poco numerosos en línea 2 se vean reagrupados en un solo grupo por curso muy numeroso.
Los datos son definitorios. La conjunción de los centros de primaria y secundaria más cercanos a los habitantes de Quijorna demuestran que al final del camino, con la prueba de PAU o selectividad (ahora EBAU, Evaluación de Bachillerato para Acceso a la Universidad)  los alumnos se encuentran perfectamente formados. Tanto en número de aprobados como en las notas medias, los estudiantes que se presentan a estos exámenes están por encima de sus compañeros del resto de la comunidad.     
Con esta reflexión únicamente se pretende atajar cierta rumorología y demostrar que se puede formar a nuestros niños y niñas con una educación de calidad desde Quijorna. Izquierda Unida, más allá de su contrastada defensa del sistema público de enseñanza, está trabajando para mejorar el estado y mantenimiento de nuestro colegio (tal y como hemos explicado en nuestro artículo referido a los Presupuestos de 2017), e insistiendo al Consorcio Regional de Transportes, como hicimos en la pasada reunión en el mes de agosto,  en la necesidad de que la línea 581 en las horas de salida y llegada del instituto modifique su ruta, aproximando su parada al IES para todos aquellos alumnos que, al no cursar educación obligatoria (ya sea Bachillerato o FPB) y no disponer de ruta, vean mejorada y facilitada su comunicación con su centro escolar.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario