sábado, 28 de octubre de 2017

Vertidos en el entorno de Quijorna


Convencidos de que los aspectos medioambientales y la relación entre el urbanismo y el entorno son dos de los asuntos de mayor importancia que cuantos debemos decidir y gestionar en Quijorna, desde IU acabamos de presentar a través del registro del Ayuntamiento la lista y ubicación de los vertidos de residuos de obra, podas y otros tipos que nos comprometimos a hacer en fecha reciente.

Tal como expusimos en el artículo publicado en nuestro blog el pasado 5 de octubre, en el último Pleno Extraordinario nuestro grupo político se vio obligado a permitir que fuera vaciada (para el ejercicio 2017) una de las partidas presupuestarias de reciente creación, la destinada al cuidado del patrimonio y al desarrollo del turismo. Como es fácil de comprender, lo hicimos totalmente a disgusto y obligados por la mala situación económica a la que ha sido llevado nuestro municipio. Fue claramente un paso atrás, pero al menos conseguimos comprometer dos contrapartidas por parte del alcalde: que se dieran 1.000 euros para las necesidades de la Ecoescuela y que se recogieran los vertidos que durante años se han hecho y se han consentido en nuestro entorno, una situación que un municipio sostenible y que quiere atraer visitantes no puede consentir de ninguna manera.

Durante estos días hemos estado recorriendo los caminos, los márgenes de las carreteras y especialmente la dehesa, lo que nos ha permitido ubicar, contar y fotografiar grandes y pequeños basureros y vertidos que afean el entorno y ponen de relieve una situación de desidia de las administraciones municipal y regional que debe acabar cuanto antes. El plano y las fotos de todos ellos ya están en poder del Ayuntamiento. Son básicamente los mismos que ahora ponemos en conocimiento de l@s vecin@s para que, entre tod@s, ayudemos a que una vez recogidos estos, no aparezcan o permanezcan otros nuevos.

Frente al riesgo de que se consolide el cambio climático, frente al abandono del campo como fuente de trabajo, riqueza y biodiversidad y para evitar que el entorno se degrade y sea visto solo como suelo edificable, tod@s tenemos que ejercer nuestra responsabilidad. Por nuestra parte, nos ofrecemos para trabajar voluntariamente en apoyo de los servicios municipales cuando vayan a limpiar el campo y para trasladar al gobierno local la situación de los puntos negros que no hayamos sido capaces de descubrir y l@s vecin@s nos comuniquen. Quijorna y toda su comarca tienen que volver a ser amigos de su entorno. Empezamos por esto, pero queda mucho por hacer, por ejemplo, limitar el alambrado de campos, reabrir los caminos públicos que han sido privatizados de hecho, tratar mejor al arbolado urbano cuando se hacen podas o depurar correctamente las aguas urbanas que llegan a los ríos Perales, Aulencia y Guadarrama. Hay que ponerse las pilas.

Gracias por vuestra atención.




No hay comentarios:

Publicar un comentario