martes, 13 de marzo de 2018

COMENTARIOS AL PLENO ORDINARIO DEL 8 DE MARZO DE 2018.


En un día tan históricamente señalado por sus tintes reivindicativos, vivimos el primer Pleno ordinario de 2018. En líneas generales se trató de un cónclave de lo más tranquilo, donde el principal asunto de debate y petición de explicaciones fue el del Presupuesto para este año, que se presentaba para su aprobación definitiva. 

Desde que en los últimos meses del año pasado se iniciara el debate sobre el Presupuesto para 2018, en IU percibimos que nuestro Gobierno local, a diferencia del cuidado puesto hasta entonces, se estaba relajando más de la cuenta. Los debates partida a partida mantenidos por nuestro concejal y la concejala del ramo, Amparo Landa, habían sido sustituidos por un simple “corta y pega” a cargo de nuestro alcalde, quien por cierto acababa de recuperar para si mismo las áreas de Hacienda y Economía, hasta entonces delegadas. En IU sabemos sobradamente que el término corta y pega, un recurso propio de los malos estudiantes, no gusta a nuestro regidor, pero ¿cómo sino calificar un trabajo que modificaba únicamente tres partidas de los cientos existentes en relación con el ejercicio anterior? Pese a esta falta de adecuación a la realidad, justo antes de que comenzara 2018, el Presupuesto correspondiente a ese año fue aprobado de manera preliminar con el voto favorable del GIQ, PSOE y Ganemos, mientras que nosotros nos abstuvimos, en espera de ver qué cosas mejoraban tras pasar por el periodo de alegaciones. 

Inesperadamente, a finales de enero se nos convocó a una reunión para discutir otra vez el Presupuesto. Esta vez el Gobierno sí lo había trabajado con mayor detalle, y lo que nos mostró fue un estudio más cercano a la realidad vigente que a la realidad pasada, pero que nos dejaba muy poco tiempo para su revisión. Después de casi un mes preparando alegaciones centradas en la primera versión, ahora había que darle una vuelta a la segunda para entenderla en detalle y poder ver cuántas de esas alegaciones seguían teniendo sentido. 

En el Pleno del 8 de marzo, al que nos presentamos con este trabajo hecho, supimos de la existencia de un informe, hecho por el secretario, desfavorable al Presupuesto, alegando exceso de gasto (hay que recordar que nuestras cuentas están intervenidas por Hacienda). Dos fueron entonces nuestros motivos de discusión, por un lado, aclarar las repercusiones de ese informe de carácter desfavorable, y por otro, intentar incluir nuestras demandas en el texto final. Pues bien, y pese a no tenerlas todas a favor, se incluyeron la mayor parte de nuestras reivindicaciones en el Presupuesto para 2018 y el secretario nos explicó en detalle el alcance de su informe (que no es vinculante). En cualquier caso, quedó meridianamente claro que, hasta que Hacienda no se pronuncie en contra (si lo hace), aprobar estas cuentas no supone ningún perjuicio para Quijorna. Será el Ministerio el que en su momento dictaminará si hay que retocar, o no, las cuentas municipales para este curso. 

Sintetizando, las demandas de IU que fueron satisfechas son las siguientes: 

- Vuelta inmediata del servicio de limpieza viaria a cargo de dos barrenderos. 

- Partida para mantenimiento y mejoras en el colegio (este año especialmente dedicado a proveer al patio de infantil de una zona techada mayor a la existente, que facilite que niños y acompañantes no se mojen al acceder a las aulas). 

- Partida dedicada al fomento del patrimonio y el turismo de nuestro municipio. 

Como novedades al Presupuesto de 2018 conseguimos incluir: 

- Una partida de 1500 € específica para la Ecoescuela. 

- Que la partida destinada a la retribución del nuevo edil (hablamos del salario de la concejala que entra en lugar del concejal saliente) se adecúe a la fecha efectiva de su incorporación. 

- Una partida que permita proveer a los alumnos de Bachillerato y Formación Profesional de un servicio de autobús (similar al que disfrutan los alumnos de la educación Secundaria Obligatoria) para asistir al Instituto de referencia, Las Encinas, en Villanueva de la Cañada. 

Nuestro voto afirmativo al Presupuesto del 2018, junto al GIQ y el PSOE, reconoce el esfuerzo del Gobierno local por adecuar paulatinamente las cuentas municipales a la realidad de Quijorna y, aunque quedaron elementos en el tintero, entendemos la paulatina progresión y mejora en materia presupuestaria. 

Nos hubiera gustado conocer el punto de vista del concejal Cabañas, de Ganemos, y de la concejal Zapardiel, no adscrita, pero lamentablemente no pudieron asistir al Pleno por motivos personales o laborales. El PP no presentó ninguna alegación y en la votación se abstuvo. 

Más allá del Presupuesto, desde IU consultamos al equipo de Gobierno sobre diferentes cuestiones que los vecinos nos han ido haciendo llegar o que nosotros teníamos pendientes: 

- Mal uso de los cubos de basura de la zona de la plaza del Pilar, con mezcla de tipos de residuos, lo que dificulta el reciclaje. Se nos aclaró que ya se ha instado al bazar chino cercano a cumplir con la legislación y que se trabaja para mejorar el comportamiento de los puestos de la feria, pero, visto el resultado, queda mucho por hacer. 

- Mal estado de algunas farolas del municipio y las soldaduras realizadas en ellas, por el peligro de caída que pueden tener. Se nos comunicó que no hay riesgo en ese sentido y que, de cualquier manera, no se dispone de los fondos para sustituirlas. 

- Robos de coches: se reconoció que no existe información precisa sobre ese tema, ya que no ha existido una comunicación oficial de Guardia Civil a Policía Municipal al respecto. 

- La razón por la cual IU no fue invitada a asistir a la última reunión mantenida por el alcalde con la Consejería de Transporte, pese a que hemos trabajado sobre el tema y sí habíamos ido a la reunión anterior. Esta vez, quien acompañó al Sr Serrano fue el concejal del PP. Las excusas del alcalde fueron, cuanto menos, curiosas: no le dejaron que acudieran portavoces de grupos municipales, bueno, al final uno, y como el PP no había sido invitado a la anterior… juzguen ustedes mismos. 

- Escombreras ilegales y depósito de colchones en la zona de la dehesa. El Gobierno reconoció no haber limpiado aún todas las zonas que desde IU le señalamos meses atrás, pero aseguran que completarán el trabajo en un plazo razonable. Advertimos de que se puede estar generando un nuevo punto incontrolado de almacenamiento de colchones y que esto tiene perjuicios y riesgos. 

Para finalizar, señalar que este Pleno supuso la salida de la Corporación del concejal Castañeda. En un momento emotivo, todos los grupos tuvimos la ocasión de despedirnos de él y desearle suerte en sus empeños profesionales y lo mejor en su vida personal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario